Beneficios que Ofrece la práctica de Mindfulness.

Vivimos en una cultura que valora profundamente a las personas que no se detienen jamás. El que más trabaja, estudia, hace deportes y, en sus minutos libres, realiza alguna labor social es objeto de reconocimiento y respeto. En este contexto el mindfulness se convirtió en un oasis para quienes buscan espacios para respirar, reflexionar y hacer una pausa en sus aceleradas vidas.

Estamos constantemente expuestos a fuentes de estrés y ansiedad que, de no manejarse adecuadamente, se convierten en problemas de salud mental y física. Por eso, esta herramienta resulta de gran utilidad para ayudarnos a desconectarnos y a volver al centro de lo que somos buscando equilibrio y salud.

¿Qué es el mindfulness?

«Atención plena», esta es la acepción que más se ha utilizado para traer el mindfulness a nuestro idioma. Esta expresión hace referencia a una práctica de origen budista y con unos 2500 años de existencia que consiste en vivir el momento de manera consciente. 

Quien la practica debe enfocarse de manera intencional y plena en la experiencia con aceptación, curiosidad y sin juzgar. Se centra en lo que sucede en su mente y en su cuerpo mientras dure la experiencia, así podrá encontrar la calma y el equilibrio.

Para practicar la atención plena, es necesario conocer su estructura y saber de qué se trata cada uno de sus componentes. Son 5 ingredientes que le dan vida a esta práctica milenaria y que fueron tomados del budismo zen. Entre ellos están:

  1. Atención al presente

Poner la atención al presente tiene que ver con la capacidad de mantener la mente enfocada en lo que se está realizando en ese momento. Nada de empezar a «rumiar» por el pasado o distraerse con las expectativas del futuro.

  1. Apertura a la experiencia

Cuando la persona se concentra en el presente debe hacerlo sin prejuicios y sin concepciones previas que lo inciten a juzgar. Al dejar de lado los esquemas preconcebidos podemos captar la esencia del evento sin entrar en consideraciones sobre lo bueno y lo malo del momento.

  1. Aceptación

Hay momentos en los que hay que dejarse llevar y entender que no tenemos el control. Se debe fluir con los acontecimientos. Esto trata de que podamos aceptar que algunas experiencias tienen el propósito de darnos una lección y ayudarnos a crecer. Debemos aceptarlas como lo que son; enseñanzas.

  1. Dejar pasar

Tiene que ver con el no aferrarse. No somos realmente dueños de nada. Tanto las cosas materiales como las situaciones y las personas están de paso. Algunas se quedan por más tiempo, otras son muy breves. Con frecuencia nos aferramos a algo o a alguien que ya cumplió su misión con nosotros, lo que solo genera sufrimiento. 

  1. Intención

La práctica del mindfulness se hace con un propósito en mente, sin embargo, es importante no forzar los hechos. Se establece la clara intención de alcanzar una meta, pero no inmediatamente, todo a su tiempo.

Aplicaciones del mindfulness

En la actualidad, esta práctica milenaria de salud integral tiene diversas aplicaciones clínicas en psicología y psiquiatría para el tratamiento de muchas patologías. Inicialmente, las investigaciones se limitaban a terapias para el dolor, el estrés y mejoras en la calidad de vida.

Sin embargo, su exitosa aplicación en estas áreas sirvió de motivación para investigar otras enfermedades como el trastorno de ansiedad generalizado y los trastornos de personalidad. También, se han manejado situaciones de abuso de sustancias, cáncer, somatización y enfermedades cerebrovasculares.

Los beneficios derivados de las aplicaciones clínicas del mindfulness durante los últimos años son tangibles. No se trata de soluciones mágicas, sino de una práctica científica que ha dado resultados observables y cuantificables. Por consiguiente, se puede establecer la siguiente lista de beneficios:

  • Optimiza la inteligencia emocional. Estimula el reconocimiento de las emociones propias y ajenas, por lo que contribuye a mejorar las relaciones interpersonales.
  • Incrementa la capacidad de concentración. Mejora la habilidad para enfocarse en cualquier actividad, manteniendo el control sobre las distracciones, lo que a la vez mejora el desempeño en cualquier área.
  • Combate los trastornos del sueño. Esto ocurre porque la persona se siente física y mentalmente más relajada. Aprende a desconectarse de las preocupaciones pudiendo alcanzar un estado propicio para dormir.
  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad. El mindfulness lleva al individuo a un estado de serenidad, equilibrio y claridad mental. Esto influye en la reducción de la hormona del estrés (cortisol) ayudando a detectar la ansiedad en sus primeras fases.
  • Potencia la creatividad. Este beneficio se deriva de todos los anteriores. Al ganar calma, equilibrio, desarrollar la concentración y mantener a raya las preocupaciones es mucho más fácil que las ideas creativas fluyan.

Efectos del mindfulness en el terapeuta

Se ha determinado que el mindfulness actúa sobre el paciente, pero también sobre el terapeuta incrementando factores como la empatía y la compasión. Al desarrollar la empatía el terapeuta se conecta con mayor facilidad con las emociones del paciente, ayudándolo a expresarse abiertamente. La compasión se relaciona con la capacidad de escuchar sin juzgar. 

Estos factores mejoran las habilidades de consejería del terapeuta y su práctica profesional. Aunque, ya sea que aplique o no esta valiosa herramienta, el especialista está obligado a ser empático y compasivo. Por eso, te ofrezco mis servicios y mi capacidad para escucharte y conectarme contigo. 

Al final, lo importante es comprender que somos seres humanos envueltos en un estilo de vida que nos ha desconectado de nuestro centro. Estamos saturados de ocupaciones, preocupaciones, angustias de toda índole que han causado grandes desequilibrios en nuestra psiquis y nuestro cuerpo. Esto es la causa de tantas enfermedades.

En este contexto, el mindfulness tiene el potencial para convertirse en un gran aliado de la medicina. Puede ser la herramienta terapéutica idónea para ayudar a controlar las enfermedades que actualmente causan estragos. Esto se lograría estandarizando su práctica para que los hallazgos sean generalizaciones que sirvan de referencia en el mundo médico.

Deja una respuesta