En este momento estás viendo Qué son las Habilidades Sociales y para qué sirven

Qué son las Habilidades Sociales y para qué sirven

Comunicarse bien en nuestra sociedad se convierte en un requisito importante para vivir en armonía con los demás. En este punto es en donde hablamos de habilidades sociales, de esos comportamientos que tienen que ver con la forma de comunicarnos verbal o no verbal y de relacionarnos con los demás.

Y en esta manera de hacernos entender y comprender, el mundo tiene mucho que ver con las herramientas que empleamos para poder obtener lo que necesitamos y tener una buena calidad de vida.; Porque de las relaciones que podamos establecer dependerá la vida que podamos tener.

De hecho, las habilidades sociales incluyen la percepción correcta de los mensajes sociales del entorno, una buena coherencia central, habilidades de resolución de problemas, habilidades empáticas, intersubjetivas y de transmisión de mensajes.

¿Qué son las habilidades sociales?

Aunque no existe un consenso universal, desde el punto de vista psicológico, para definir de manera uniforme el concepto de habilidades sociales.

Sin embargo, considerando las características y funciones que delimitan el término, podemos definirlas como el conjunto de destrezas de comportamiento que se aprenden y que se ponen en práctica en diversas situaciones con la finalidad de alcanzar objetivos en un contexto social dado.

Tipos de habilidades sociales: ¿Cuáles son las habilidades sociales?

Existen dos tipos de habilidades sociales:

1- La habilidades básicas    

Las habilidades sociales básicas hacen referencia a los elementos que se consideran como parte de la formación de tu personalidad y tu forma de relacionarte con los otros. Entres estas habilidades se tienen:

Capacidad de escuchar

Esto más que una habilidad es una cualidad muy personal y tiene que ver con el arte de escuchar a los otros y de respetar posiciones aun estando en desacuerdo.

Iniciar una conversación

Muchas personas se distinguen de otras por su facilidad para iniciar una conversación, mientras que hay otros a los que suele dificultarse incluso conversar.

Formular una pregunta

Hacer preguntas, interrogar e insistir sobre algo que no es bien entendido también es una habilidad social que se conecta con esa capacidad de comunicación para unos o limitación para otros.

Dar las gracias

Agradecer cada acción, cada gesto o cada palabra es parte de una habilidad social propia de quienes, aún sin entablar una conversación, logran establecer un vínculo cortés o educativo.

Presentarse

Digamos que esta habilidad es parte de esa carta de presentación que nos distingue.

Presentar a otras personas

La cordialidad de presentar a otras personas también es una habilidad personal que forma parte de las habilidades sociales que identifican a una persona y propician una relación comunicativa.

2- Habilidades sociales complejas

Así se han denominado al conjunto de habilidades que van más allá de lo meramente personal y que trascienden muchas barreras. De estas habilidades depende mucho tu aceptación laboral, tu liderazgo, la resolución de problemas, la toma de decisiones, entre otras:

Empatía

Capacidad para ponerse en el lugar del otro. Esto ayuda a comprender cómo se sienten nuestros compañeros, amigos u otros y cuáles son sus necesidades.

Asertividad

Expresar sentimientos y necesidades con seguridad y tranquilidad para ser escuchado, afirmarse, saber decir que no, hacer valer tus derechos y defender tus intereses, siempre con respeto a los demás.

Liderazgo

Ser proactivo en la resolución de problemas y tener el coraje y la confianza para atreverse a correr riesgos y dar seguimiento a tus ideas, para poder llevar a cabo proyectos de manera independiente.

Inteligencia emocional

Ser capaz de reconocer, acoger, escuchar y decodificar emociones en casa y en los demás y utilizarlas como palancas para ajustar su comportamiento en respuesta.

Humildad

Sé capaz de dejar tu ego a un lado, admitir tus errores, reconocer tus debilidades, admitir cuando no sabes, ser abierto y escuchar lo que los demás tienen que enseñarnos, sea cual sea su posición, exponerlos cuando se lo merezca, saber cómo pedir ayuda, ser accesible.

¿Para qué sirven las habilidades sociales?

Un buen desarrollo de las habilidades sociales nos permite expresar nuestras opiniones y pensamientos de manera coherente con la situación y en el contexto en el que vivimos.

Las capacidades sociales tienen una serie de características que las distinguen y diferencian de otros tipos de competencias propiamente humanas. De hecho, las habilidades sociales son aprendidas, se adquieren, de manera que, pueden mejorarse.

Además, no se refieren a un modelo de comportamiento rígido, sino que se corresponden según sea cada situación.

Ejemplos de actividades para trabajar habilidades sociales

Los ejemplos de actividades para trabajar habilidades sociales pueden depender del entorno, de la persona y del propósito de la habilidad específica. Por ejemplo, en el caso de formar habilidades sociales en niños se pueden emplear las siguientes herramientas para:

Promover interacciones sociales

Los niños necesitan entornos sociales que fomenten el intercambio entre personas. Bríndales la confianza para hacerlo y ayúdalos a sentirse seguros cuando lo hagan.

Crear situaciones de cooperación

Anima al niño a realizar actividades grupales que le ayuden a sentirse integrado y encontrar la forma de resolver problemas con el aporte de todos los miembros.

Estimular su independencia

La autonomía es una habilidad que se debe adquirir gracias al rol de los padres. En este caso es necesario hacer que los niños sientan que hay actividades que pueden y deben hacer. Esto les ayudará a desarrollar su autoestima.

Dominio de las Habilidades Sociales

En todos los ámbitos sociales, requerimos de habilidades personales y sociales que nos permitan comunicarnos, comprender a los otros, aprender y desarrollar nuevas competencias para poder desenvolvernos en lo laboral, académico, familiar o fraternal.

Poseer y hacer uso de competencias sociales permite que podamos desarrollarnos y crecer desde todo punto de vista: cognitivo, social y humano.

Además, con el desarrollo de este tipo de habilidades es posible ampliar nuestro mundo, vivir nuevas experiencias, ampliar tu núcleo de amistades, obtener buenos puestos de empleo, conseguir una pareja, cambiar estilos de vida o de pensamiento, participar, reflexionar sobre situaciones, etc. En fin, lograr un modo de vida mejor y alcanzar objetivos.

Gloria Arocha Ródenas, psicóloga en Valencia, España

Si buscas un profesional en psicología en Valencia, no dudes en contactar con mis servicios. Soy Gloria Arocha Ródenas, Psicóloga y Sexóloga, experta en Terapia Individual de Adultos, y Terapia de Pareja. Puedes contactarme a través de mi website: Gloria Arocha. Escríbeme sobre tu caso. Te atenderé de inmediato.

Deja una respuesta