Terapia Sexual

La sexología es la ciencia que estudia el comportamiento sexual humano. La misma tiene un enfoque psicológico, debido a la carga emocional del sexo como proceso fisiológico de los seres humanos.
La terapia sexológica es una especialización terapéutica para acompañar y dotar de herramientas en caso de problemas de índole sexual. La solución de las dificultades en el ámbito sexual requiere del total compromiso del paciente para poder superarlas.
Con la finalidad de lograr un pleno disfrute de la sexualidad hay que estar abiertos a trabajar actitudes y emociones. Así como también, una serie de condicionamientos y creencias que desde el ámbito social pueden limitar nuestro desempeño sexual..

Disfunciones más frecuentes en la sexualidad

Pérdida del deseo sexual

Es el poco o muy bajo interés en mantener relaciones sexuales. Puede afectar a ambos sexos, aunque tiende a ser un poco más frecuente en las mujeres. El deseo erótico es un proceso fisiológico muy complejo por lo que las causas de la pérdida del deseo sexual pueden ser muy diversas.

Disfunción eréctil

Es la dificultad para conseguir o mantener una erección lo suficiente como para sostener un encuentro sexual. Si es un problema frecuente puede afectar la relación de pareja. Puede ser indicativo de algún problema de salud, por lo cual es recomendable asistir al profesional para descartar cualquier situación potencialmente crítica.

Eyaculación precoz

Es la incapacidad de retardar la eyaculación, la cual se produce con muy poca estimulación sexual e impide disfrutar una relación sexual placentera. Puede afectar la autoestima y la confianza para relacionarse con la pareja. Es necesario acudir al profesional debido a que si no es tratada puede convertirse en crónica.

Eyaculación retardada

Es un padecimiento en el cual al hombre le toma mucho tiempo eyacular. Las causas de esta afección pueden ser físicas o psicológicas. Entre estas últimas podemos mencionar: un fuerte entorno religioso, condicionamiento por masturbación en demasía o algún acontecimiento traumático.

Aburrimiento en las relaciones sexuales y/o pérdida de interés

Mantener una relación de pareja feliz y sólida no es fácil de conseguir. La monotonía y la costumbre pueden ir carcomiendo el vínculo y no por falta de amor, sino que la rutina se ha hecho presente.
Muchas podrían ser las causas de que esto suceda: han dejado de crear momentos agradables, problemas de comunicación, no comparten metas ni pasatiempos, la rutina diaria, el sexo es predecible, las bases de la relación no están consolidadas, etc.

Anorgasmia en la mujer

Representa el problema para lograr un orgasmo, no solo mediante la relación sexual sino incluso por masturbación. Algunas de las causas de este padecimiento pueden ser: problemas de índole psicológico, escasa formación e información sexual o problemas de comunicación con la pareja.

Dispareunia

Este término se refiere a las relaciones sexuales dolorosas en la mujer. Algunos síntomas son ardor, dolor o molestia, en cualquier momento de la relación sexual. También impedimentos persistentes para la penetración vaginal durante la relación sexual. La causa más frecuente es de índole psicológico.

Vaginismo

Es la contracción espasmódica y dolorosa del musculo de la vagina que impide la penetración del pene. En ocasiones también puede impedir la realización del examen ginecológico. El 90% de las causas del vaginismo son psicológicas y psicosociales pudiendo estar asociado con el miedo o la culpa por alguna experiencia vivida.